domingo, 22 de febrero de 2009

Mi reflejo

.
.
Acabo de reconciliarme con mi reflejo.
Le acabo de perdonar el ser... exactamente yo mismo.

Lo he notado, porque por fin pude mirarme en una webcam y sonreir sin mayor sobresalto.

Muchos se sorprendían de que no tuviera instalada una webcam en mi computadora.

Es decir tengo una, pero durante meses (quizas años), había permanecido al lado de mi mesa de trabajo, en una cajita negra que uso para almacenar, a la mano, cables para diferentes tipo de conexión, diversos cargadores y enchufes exóticos.

Creo que era porque me resistía a aceptar el rostro que el tiempo ha ido modelando en mi. Prefería creer que aún se me veía joven y que la vida me pemitiría alguna variante más de posible futuro.

Pero no.
El reflejo, sea en un espejo o en una webcam, tiene una virtud despiadada, te retorna exactamente a ti mismo.

Sea que sepas o no quien eres tu mismo.

Así que... ya no tengo esos ojos de susto que caracterizaban las fotos de mi juventud. Ni ese aire de timida autocomplacencia. Ni soy tan delgado. Ni tan terso.


Algo, sin embargo, he ganado, además de peso (contra el que lucho ferozmente día a día).

Me he esforzado por ser un un poco más bonito por dentro.
Ciertas virtudes, que he admirado toda mi vida, me son menos esquivas.

Soy más paciente, menos testarudo, más compresivo, menos flojo, más tolerante, menos iracundo, más sonriente y mucho, mucho, mucho menos triste.

La webcam ya esta instalada en mi pc.

Y gracias a ella, yo y mis amigos de promoción escolar, pudimos tener la experiencia, bastante alucinante para quienes fuimos adolescentes cuando no existía el celular ni el internet, de ver a un amigo que ahora vive a más de 10 mil kilometros de Lima, sonriendo en su habitación, en Inglaterra.

Al final de esa noche de recuerdos y karaoke, decidi que voy a disfrutar el presente.

Voy a comermelo todo, hasta que no quede ni una sola miga.


chaveztoro


Un super abrazo para todos mis amiguitos. Que vinieron a visitarme y que cantaron y cantaron hasta las 2 de la mañana.




























































































Seguidores