sábado, 31 de mayo de 2014

Mobiliario urbano

Me he convertido en parte del paisaje

Soy el sujeto ensimismado que cruza esta calle de árboles y flores,
todos los días, alrededor de las 10 y 20 de la mañana.

El mismo al que los vigilantes de la cuadra
miran atentos y que nunca saluda a nadie.

(Lo que ignoran es que no se trata de ningún
gesto de altanería...
es sólo este temor irracional que tengo desde la infancia
de que alguien no me devuelva el saludo.

Solución: No saludar a nadie.)

Me he convertido en parte del mobiliario urbano.
Con un poco de atención se puede saber aproximadamente
a qué hora estaré frente a qué semáforo y cuando
cruzaré bajo qué farol

Hay una jovencita en una esquina que sabe a qué hora del día
le compraré una bolsa de gomitas de colores.
Y existe una hora aproximada en que pasaré corriendo, bajo la noche estrellada, resoplando y empapado en sudor.

Hay una persona que sabe qué comeré hoy.
Otra que sabe, a qué hora le haré una consulta.
Y, finalmente, una que cree saber en quien pensaré antes de dormir.

Lo que todos ignoran es que un día de estos
estiraré el brazo,
detendré una nube
y no volveré a pasar más.

chaveztoro

Seguidores