domingo, 11 de abril de 2010

Un hombrecito de madera

.

.

Sería fantástico que existieras.
Dejar de tener esta desoladora sensación
de que algo en todo esto es irreal

Desembarazarme de este agustioso presentimiento.
De este reloj que retumba sus campanas,
espanta las palomas de la magia
y te convierte a ti en una calabaza y a mi en un ratón.

Ojala que nunca llegue a tropezarme
con tu zapatito de cristal en la escalera.

Que no deba recorrer nuevamente
este reino de celulares y semáforos
buscando
un beso tibio que me haga despertar.

Que no se eclipse el sol de tu sonrisa.
Y no vuelva a convertirme en un hombrecito de madera
que sueña con ser, otra vez,
humano y sentir.



chaveztoro

viernes, 2 de abril de 2010

Semper idem. Siempre igual.

.
.
Es Semana Santa. Un inmejorable momento para compartir un documento oficial de la congregación católica "La Legión de Cristo".

En este comunicado, del 26 de marzo del 2010, la organización reconoce que es verdad que su fundador, el reverendo padre Marcial Maciel Degollado, tuvo una mujer, dos hijos y que abusó sexualmente de varios de sus seminaristas.

Maciel no era una persona cualquiera.
Gozó de la amistad y el apoyo del propio Papa Juan Pablo II, como se puede comprobar leyendo este cariñoso comunicado a los legionarios (colgado aún en el sitio web oficial del Vaticano). Es de hace apenas 6 años.

El pontifice dice allí:
"Mi afectuoso saludo se dirige ante todo al querido padre Maciel, al que de buen grado acompaño con mis más cordiales deseos de un ministerio sacerdotal colmado de los dones del Espíritu Santo."

Los casos de abusos sexuales contra el padre Maciel, existían desde 1997 y fueron presentado ante la santa sede en 1998. Es decir en 2004, cuando Juan Pablo II escribía estas líneas ya eran de dominio público.

Tanto así que 19 de mayo del 2006, se reabrió el proceso contra Maciel por Pederastía (abuso de menores) y el Obispo que entonces dirigía la Congregación para la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger, hoy Papa Benedicto XVI, emitió un comunicado en que invitaba a Maciel a retirarse a "una vida reservada de oración y penitencia y a no cumplir con su ministerio público".

Es decir, no lo sancionaron por sus delitos. Lo mandaron a su casita.

Marcial Maciel, apesar de sus debilidades tuvo mucho exito. En casi 70 años, su "legión de Cristo" se extendió por todo el mundo fundando colegios, institutos y universidades en países como: Argentina, Austria, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, El Salvador, España, Estados Unidos, Italia, Irlanda, México, Suiza y Venezuela.

El diario de negocios The Wall Street Journal, señaló que la Legión de Cristo tenía un presupuesto anual de "650 millones de dólares".

En fin, nunca entenderé a la Iglesia Católica, predican pobreza y castidad, y a la vez son buenísimos haciendo todo lo contrario.

Deberían cambiar. Una iglesia que celebre la prosperidad y el placer sería lo máximo.

Pero... ya se sabe, Benedicto XVI dirigió por años la Congregación para la Doctrina de la Fe, antes La Santa Inquisición. Y en la entrada de su local dice: "Semper idem". Siempre igual.

Niños, no lo intenten en su casa.


Ah me olvidada, este es el comunicado de "la Legión de Cristo".




chaveztoro

Seguidores