domingo, 11 de abril de 2010

Un hombrecito de madera

.

.

Sería fantástico que existieras.
Dejar de tener esta desoladora sensación
de que algo en todo esto es irreal

Desembarazarme de este agustioso presentimiento.
De este reloj que retumba sus campanas,
espanta las palomas de la magia
y te convierte a ti en una calabaza y a mi en un ratón.

Ojala que nunca llegue a tropezarme
con tu zapatito de cristal en la escalera.

Que no deba recorrer nuevamente
este reino de celulares y semáforos
buscando
un beso tibio que me haga despertar.

Que no se eclipse el sol de tu sonrisa.
Y no vuelva a convertirme en un hombrecito de madera
que sueña con ser, otra vez,
humano y sentir.



chaveztoro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores