jueves, 14 de febrero de 2008

Dilema amoroso...


Para un 14 de febrero




- ¿Y si me enamoro de él? -me dijo mientras acariciaba mi cabello-, ¿qué pasaría?
- Serías feliz -le contesté.

- Pero tú no crees en el amor -continuó, mirándome a los ojos.
- El amor es un acontecimiento extraordinario. No es que no crea en él. Creo que pasa pocas veces... y a poca gente.
Me besó.

- A veces creo que estas loco.
- ¿Sí? ¿Por qué?
- Porque se que me quieres, pero dejas que me vaya con otro.


- Es que no me amas. Y yo tampoco. Y me gustaría que fueras feliz. Además no creo en la fidelidad de nadie. Ni en la mía. Ni en la tuya.
- Yo podría serte fiel.

- No mientas así oye. La fidelidad es para mujeres sin gracia y hombres sin talento.

Me empezó a hacer cosquillas. Creo que entendió que tenía razón. Después me dió uno de esos besos que lo borran todo, incluso la conciencia, y apretó su cuerpo desnudo contra el mío.

Una hora después abrió un ojo, hizo un puchero precioso y me preguntó:
¿Si me enamoro ya no podré venir?




chaveztoro

1 comentario:

  1. Lo maravilloso de estar enamorado es darse cuenta que alguien es feliz con eso.

    ResponderEliminar

Seguidores