domingo, 3 de octubre de 2010

Por quién debo votar?

.
.
Siempre me angustia esta pregunta cuando se acerca un proceso electoral. ¿A quién debo elegir para que el mundo sea mejor?

Después de googlear un poco, he llegado a una conclusión que me ha sorprendido: Los políticos no son quienes mejoran el mundo.

Ni siquiera lo más reflexivos e inteligentes.

No lo hizo el agudo Adam Smith, que creía que "el egoísmo de los particulares logra el bienestar general", ni el estudiosísimo Carlos Marx, que creía que había que "abolir la propiedad privada e instaurar la dictadura del proletariado".

El mundo en realidad se vuelve un mejor lugar para vivir, gracias a personas como William Morton, el dentista de 27 años que inventó la anestesia.

O Telsa y Edison que desarrollaron las redes eléctricas e inventaron el foco de luz.

O el austriaco Carl Djerassi y el mexicano Luis E. Miramontes que trajeron al mundo la primera pastilla anticonceptiva.

O al rey egipcio Rama-Ka, que fue uno de los primeros en sembrar árboles de incienso.

¿Te imaginas como sería el mundo sin la anestesia? Ayyy.

Gracias a personas como esas, esta noche podrás prender una lámpara de luz suave, encender un incienso y hacer el amor sin preocuparte por el embarazo.

Gracias a gente como el ingeniero alemán Carl von Linde, puedes hacer algo, que hace apenas 300 años era privilegio de reyes y príncipes: tomar un vaso de agua helada en el verano. El patentó el primer refrigerador doméstico,

Y ni hablar del aparato del que no puedes separarte ni para ir al baño: el teléfono. Eso no lo inventó ningún político. Eso lo inventó un esposo amoroso que quería que su esposa con reuma, pudiera hablar con él sin salir de su dormitorio. Se llamaba Antonio Santi Giuseppe Meucci.

Así que he decidido votar por quien me prometa que no reprimirá el desarrollo de las nuevas ideas y protegerá a las personas que inventan cosas.

Por quién me aseguré que alentará que la ciencia nos permita tener vidas más felices y plenas (aunque eso colisione con alguna idea religiosa creada hace dos mil años).

Por quien esté de acuerdo con el respeto a la libertad individual, el derecho a la organización colectiva y... los besos con lengua.

Creo que ya sé por quien votaré.

chaveztoro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores