domingo, 18 de septiembre de 2016

Galaxia gris

Habrá días en que necesites "piel de rinoceronte y alma de cemento".
Lo entiendo.
Pero no te acostumbres a eso.

Porque si lo haces,
el día en que necesites mirada de terciopelo y voz de pétalos sedosos,
no podrás retornar. Tus dedos rasparán y tu sonrisa tendrá púas.

Y aunque tu piel y tu alma terminarán siendo impenetrables, como querías,
y nadie podrá hacerte daño:
No te gustará.

Porque te quedarás para siempre

en el universo de lo rugoso, en la dimensión de lo frío, en la galaxia de lo gris.

chaveztoro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores